Título

Anuario 2017, la Tierra por los ojos de la humanidad

Autores

Guillermo Rus - María Fernanda de la Mota

Características

106 páginas

275 x 195 mm

Tapa Blanda

ISBN:978-987-46355-4-9

Descargar vista previa

Edición

OiNK (2017)

Reseña

La observación de la Tierra está cambiando y evolucionando vertiginosamente. La cantidad de veces por día que un mismo punto del planeta es observado por satélites continúa incrementándose notablemente, no solo en la cantidad de captaciones sino también en la variedad y calidad. Además, este cambio se caracteriza por el ingreso y consolidación de nuevos actores tanto públicos como privados de diversos países del mundo.

Durante 2017 fueron lanzados al Espacio 186 satélites de observación de la Tierra para mejorar e incrementar las capacidades de captación de nuestro planeta. Todas estas misiones satelitales sumaron 19.021 kilogramos, siendo la más liviana de 4 kilogramos y la más pesada de 2.750 kilogramos. Los satélites de observación de la Tierra lanzados durante 2017 corresponden a 14 países de cuatro continentes y pertenecen tanto al sector público como al privado.

El Anuario 2017, la Tierra por los ojos de la humanidad, analiza los avances durante este excepcional año para la industria satelital del observación de la Tierra y repasa algunos de los principales acontecimientos que lo caracterizaron con imágenes satelitales. La búsqueda de independencia de Cataluña, la devastadora guerra en Siria, las sedes del mundial de fútbol Rusia 2018, los 60 años del lanzamiento del Sputnik son algunos de los temas ilustrados con captaciones desde el Espacio.

El capítulo Un Mundo Maravilloso compila algunas de las imágenes más sorprendentes de nuestro planeta tomadas por los satélites que observan la Tierra a diario. El delta del río Ganges (ilustración de tapa) en la India y Bangladesh, el monte Taranaki en Nueva Zelanda, las islas Belcher en Canadá o la estructura de Richat en Mauritania constituyen, por sus formas, escenas únicas potenciadas por la capacidad de los satélites de ver más allá de lo que el ojo humano permite.

Anuario 2017. la Tierra por lo ojos de la humanidad
$500,00
Cantidad
Anuario 2017. la Tierra por lo ojos de la humanidad $500,00

Conocé nuestras opciones de envío

Título

Anuario 2017, la Tierra por los ojos de la humanidad

Autores

Guillermo Rus - María Fernanda de la Mota

Características

106 páginas

275 x 195 mm

Tapa Blanda

ISBN:978-987-46355-4-9

Descargar vista previa

Edición

OiNK (2017)

Reseña

La observación de la Tierra está cambiando y evolucionando vertiginosamente. La cantidad de veces por día que un mismo punto del planeta es observado por satélites continúa incrementándose notablemente, no solo en la cantidad de captaciones sino también en la variedad y calidad. Además, este cambio se caracteriza por el ingreso y consolidación de nuevos actores tanto públicos como privados de diversos países del mundo.

Durante 2017 fueron lanzados al Espacio 186 satélites de observación de la Tierra para mejorar e incrementar las capacidades de captación de nuestro planeta. Todas estas misiones satelitales sumaron 19.021 kilogramos, siendo la más liviana de 4 kilogramos y la más pesada de 2.750 kilogramos. Los satélites de observación de la Tierra lanzados durante 2017 corresponden a 14 países de cuatro continentes y pertenecen tanto al sector público como al privado.

El Anuario 2017, la Tierra por los ojos de la humanidad, analiza los avances durante este excepcional año para la industria satelital del observación de la Tierra y repasa algunos de los principales acontecimientos que lo caracterizaron con imágenes satelitales. La búsqueda de independencia de Cataluña, la devastadora guerra en Siria, las sedes del mundial de fútbol Rusia 2018, los 60 años del lanzamiento del Sputnik son algunos de los temas ilustrados con captaciones desde el Espacio.

El capítulo Un Mundo Maravilloso compila algunas de las imágenes más sorprendentes de nuestro planeta tomadas por los satélites que observan la Tierra a diario. El delta del río Ganges (ilustración de tapa) en la India y Bangladesh, el monte Taranaki en Nueva Zelanda, las islas Belcher en Canadá o la estructura de Richat en Mauritania constituyen, por sus formas, escenas únicas potenciadas por la capacidad de los satélites de ver más allá de lo que el ojo humano permite.